Inicio

VALIO LA PENA !!!

de Christian Gaston Acosta, el Domingo, 26 de junio de 2011, 11:46

 

Consumado el hecho, fue tan real que no se pudo, como que no hay ningún espacio para el reproche, nuestros jugadores dejaron todo y vaya que no se guardaron absolutamente nada. Se perdió bien ante un gran rival. Aprendamos de lo que nos equivocamos y quedémonos con todo lo bueno que hicimos, que por cierto fue mucho más. Pero no es ahora el tiempo de analizar; hagamos nuestro duelo interno, enterremos rápido esta final, no busquemos hoy las razones, los porqués, y menos aun intentemos buscar culpables. ¿Culpables de qué? De lo único que este plantel es totalmente culpable es de habernos llenado de alegría, de habernos devuelto el orgullo, de habernos hecho gritar hasta la afonía y gozar hasta las lágrimas.

 

 

Hasta la última gota

Sufrimos la derrota, la sufrí yo, vos, todos los que sentimos y vivimos la vida a nuestra manera. Pero como carboneros tenemos la obligación de transformar esta tristeza en rebeldía, en fuerza para lo que viene que, seguramente y como siempre, será lo mejor. No hay que esconderse para sufrir, para llorar por algo que realmente amamos, algo nos mueve cada parte de nuestro ser. No hay vergüenza; vergüenza es mentir, traicionar, rendirse. Y estos jugadores fueron leones que nunca se rindieron, dieron con la talla de nuestra historia y escribieron la suya propia. Fueron verdaderos leones que, a pesar de estar heridos de muerte, nunca dejaron de pelear ni aun vencidos. ¿Vencidos? Vencidos solo están los que no pelean, los que se dejan ir sin gritar su rebeldía, y este león nunca dejó de rugir y pelear, rugió hasta con el último aliento y peleó hasta la última gota.

 

Nuestra encrucijada

De todos nosotros —y cuando digo “todos nosotros” digo hinchas, socios, dirigentes y jugadores— depende que todo esto que vivimos estos últimos meses, todo este resurgir del pueblo peñarolense, todo este fuego, que generamos todos juntos, no se apague por una derrota y quede en el olvido. Es ahora el tiempo de aprovechar este envión y que la locomotora ya no pare más. Pongamos codo con codo y echemos leña al fuego, cuidémoslo, hagámonos cargo y parte.

 

Veamos este momento como una gran encrucijada, el punto de quiebre, el momento de consolidar la gran masa social que hoy tenemos y seguir expandiéndola, el momento de darle el impulso definitivo al sueño de la casa propia (nuestro Estadio), el momento de no desmantelarnos como equipo e intentar, desde nuestras posibilidades, mantener el nivel ya alcanzado. No nos quedemos en el lamento de lo que no fue, porque todo lo que vivimos ayer y lo que nos queda por vivir mañana valió, vale  y valdrá la pena siempre,  porque el único real fracaso sería nunca haberlo intentado.

 

 

Marcelo Turbán

 

http://www.manyacapo.com/sitio/inicio/mas-noticias/1638-valio-la-pena-.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s