Inicio

COPA LIBERTADORES DE AMÉRICA 2011

de Christian Gaston Acosta, el jueves, 30 de junio de 2011, 9:24

 

Esta Copa Libertadores 2011 fue muy especial y distinta a todas las otras. Creo que nunca habíamos pasado tanto tiempo sin jugarla y desde aquel partido por el Clausura 2010 que nos metió en la Libertadores 2011 la comenzamos a vivir de una forma única y diferente a las muchas otras que habíamos jugado antes.

 

En esta edición volvió a rugir el viejo león, adentro de la cancha quebramos con varias rachas negativas. Años sin jugar la Copa, años sin ganar un partido en Brasil y 24 años donde no pudimos llegar a las semifinales o finales. En las tribunas confirmamos ser diferentes a todos. Copamos cada partido de local, llevamos más gente que todos de visitante, estrenamos la BANDERA MAS GRANDE DEL MUNDO y ofrecimos los DOS MEJORES RECIBIMIENTOS DE LA HISTORIA, realmente esta COPA fue especial!

 

Me acuerdo como si fuera hoy el día del sorteo. En la oficina como desesperado buscando por internet cómo verlo en vivo y en directo, buscando la forma de no perderme ni un segundo y esperando ansiosamente ver ese hermoso escudo una vez más peleando por la Copa más linda de todas. Las bolillas empezaron a caer y la de PEÑAROL no salía más, (le metemos suspenso hasta en el sorteo) finalmente terminamos en el grupo 8, el último de la Copa Libertadores. Cuando terminó el sorteo el único nombre que aparecía en esa lista era el de PEÑAROL, los otros 3 rivales aún estaban por definirse, pero como siempre y desde el primer momento supimos que no iba a ser fácil. Con el transcurso de los días los nombres se confirmaron y la poderosa Liga de Quito (el mejor de América en estos años), el copero Independiente (actual campeón de la Sudamericana y un histórico de América) y la sensación del fútbol argentino que luchó casi hasta el final del campeonato en ese país Godoy Cruz de Mendoza serían los rivales del Campeón del Siglo.

 

Después de una larga espera caímos en el verdadero grupo de la muerte (no como otras que dijeron que era el suyo, pero increíblemente ninguno de los 4 integrantes de dicho grupo ni siquiera llegó a los 4tos. de final, confirmando que no eran el grupo de la muerte sino el grupo de los MUERTOS) y desde el arranque la tuvimos complicadísima ya que había que enfrentar a grandes rivales; a dos argentinos que no eran cualquiera, uno el más copero de todos ellos, el otro la sensación del momento y al mejor club de lo que va del siglo (según Conmebol) como es la Liga de Quito. Solo en la cabeza de mucho más de medio país teníamos chances de pasar de grupo, el resto del continente nos veía afuera.

 

Finalmente los días pasaron y llegó la hora del debut. Ni más ni menos los dos mejores clubes de América se tenían que ver las caras. Más de 5000 aurinegros, 3500 con entradas y 1500 sin entradas cruzaron el charco para ver el debut del Campeón del Siglo. Buenos Aires se vió invadida por un tsunami amarillo y negro y los porteños no lo podían creer. Me acuerdo escucharlos decir cosas como:”miles de hinchas de PEÑAROL copan el obelisco” o  “es increíble ver tanta euforia por el primer partido de grupos”. Invadimos Buenos Aires y Fox Sports tuvo que enviar cámaras para registrar lo que estaba sucediendo. El mundo no entendía la locura de esa hermosa gente y es lógico, solo nosotros podemos hacerlo y desde el arranque de la Copa Libertadores comenzamos a marcar el camino, nunca por fase de grupos y en el primer partido un club tuvo que ceder más entradas de las que habían cedido porque el rival llevó mucho más gente de lo que se pensaba.

El más POPULAR de AMERICA había vuelto en las tribunas, lamentablemente en la cancha perdímos feo pero las ilusiones siguieron intactas.

 

Pocos días después había que jugar contra la sensación del fútbol argentino Godoy Cruz que venía entonado después de ganarle bien a la Liga de Quito en Argentina. Muy pocos le dieron crédito al glorioso PEÑAROL y pensaron que se venía otra derrota. De todas formas unos 2000 carboneros se hicieron presentes en Mendoza. Todos sabíamos que si queríamos pasar de ronda ese era el día y los jugadores del Campeón del Siglo no defraudaron y jugaron un gran partido. PEÑAROL ganó 3 a 1 y se trajo 3 puntos claves para su posterior clasificación a octavos.

 

Después de largas noches sin que el Centenario tuviera la dicha de recibir a la HINCHADA MAS GRANDE DEL MUNDO por Copa Libertadores el día llegó. Había que jugar contra la poderosa Liga de Quito que venía en busca de un buen resultado. El Estadio vivió la primera de las muchas noches de fiestas que se vendrían y con sus tribunas colmadas de gente fue testigo de una nueva victoria amarilla y negra. PEÑAROL se perfilaba bien y en las tribunas ya comenzaba a batir records en concurrencia y entradas vendidas, convirtiéndose desde la primera noche en el más taquillero del Continente.

 

Luego vino la derrota más dura de la Copa cuando fuimos a la altura de Quito y caímos duramente derrotados. Muchos comenzaron a dudar nuevamente de las posibilidades de PEÑAROL y muchos otros se burlaron del Lolo cuando erró aquel penal.

 

Unos días después PEÑAROL se jugó la vida contra Godoy Cruz en el Centenario. Una vez más un estadio colmado y una fiesta increíble. El partido fue durísimo, mucho más difícil que en Mendoza, donde se tuvo que dejar todo para ganar. El Campeón del Siglo arrancó ganándo pero en el segundo tiempo ellos crecieron y con un gol encontra de Darío nos emptaron. Por suerte el fútbol da revancha y aquel botija que había sido duramente criticado por “picar” aquel penal que no cambiaba nada tuvo su oportunidad. Sacamos rápido de lateral, luego un gran pase de Pacheco y ahí la agarró el Lolo quien controló, tiró un caño y se la dejó servida para que Freitas marque el segundo y definitivo gol.  En esa jugada PEÑAROL, el lolo y Freitas tuvieron su esperada revancha. PEÑAROL se metía en octavos con ese resultado, el lolo se comenzaba a reivindicar y Freitas al cual yo personalmente lo critiqué por sus primeros partidos nos tapó la boca a todos y comenzó a ser un león en ese medio campo.

 

Ya clasificado a octavos de final el mundo se imaginó un partido más pero una vez más se equivocó. Ese partido de vuelta contra Independiente quedó en la historia. No nos bastó con ser el más popular y taquillero de América, no nos bastó con copar todos los partidos y con los hermosos recibimientos que se habían hecho hasta el momento, PEÑAROL tenía que seguir demostrando por qué es tan diferente a todos y estrenó la BANDERA MAS GRANDE DEL MUNDO. Nuevamente me emociono al recordar esa semana. En pocas horas se agotaron todas las entradas como no pasaba desde el año 1982 cuando PEÑAROL agotó todo por fase de grupos. Las horas y los días pasaban, parecía la final del mundo, la locura de la gente era increíble, pero PEÑAROL ya estaba clasificado hacía días, aunque no era para menos, el duro trabajo y esfuerzo del pueblo carbonero que colaboró con todo lo que podía estaba a punto de verse reflejado. Una vez más en la oficina pero con la cabeza en otra cosa como desesperado trataba de sintonizar alguna radio o canal de tv para ver esa hermosa bandera llegar al Estadio. El trabajo de esos hinchas fue increíble y emocionaba ver como todos juntos cargaron con esa bestia para que antes de que empezara el partido se pudiera desplegar y el mundo entero fuera testigo una vez más de lo que el pueblo carbonero es capaz de realizar. La hora llegó y esa enorme bandera comenzó a desplegarse, la hinchada cantaba pero muchas voces se quebraron producto de la emoción, todos los que estábamos en la Amsterdam y la Olímpica la queríamos tocar, los que estaban en la América y Colombes no paraban de sacarles fotos y hacer  videos. Aquellos minutos fueron de los más sublimes para una hinchada única como la nuestra. Que emoción, que alegría, una vez más todos juntos lo habíamos logrado y ya no solo eramos la Hinchada Más Grande y Popular del Mundo sino que también teníamos la BANDERA MAS GRANDE MUNDO.

 

A pesar de tamaña fiesta muchos periodistas comenzaron a decir que nos descuidamos y que esa derrota contra Independiente de local nos iba a dejar afuera de la Copa en octavos. El rival era el poderoso Inter de Porto Alegre, actual campeón de la Libertadores, para mi el equipo más poderoso de América, con jugadores realmente increíbles y con sueldos europeos, pero el Tony sin temblarle el pulso declaró: “Cuco es PEÑAROL”.

Una vez más el mundo del fútbol nos subestimó, probablemente con razón porque parecía que PEÑAROL era mucho menos que el Inter pero se llevaron una nueva sorpresa. El Campeón del Siglo jugó una vez más con estadio repleto y otro hermoso recibimiento se efecutó aquella noche. PEÑAROL jugó un buen partido, donde mereció mejor suerte pero ellos en un remate desde afuera del área que pegó en una pierna descolocó a Sosa e injustamente nos empataron.

 

Para muchos el partido de vuelta no había ni que jugarlo, PEÑAROL no tenía chances para casi todos pero allá estaban esos locos lindos que sin importarles nada lo dejaron todo de nuevo y se fueron a Porto Alegre. Unas 3500 personas se hicieron presentes, cantaron, agitaron y saltaron más fuerte que de costumbre e hicieron enmudecer 50.000 hinchas rojos. A pesar de tremenda fiesta y como si ya no estuviera difícil al minuto gol del Inter, de todas formas esa hinchada y jugadores jamás dejaron de luchar. Los jugadores se repusieron y el primer tiempo mereció por lo menos terminar 1 a 1, sin embargo no fue así y había que esperar hasta el segundo tiempo. La Hinchada no paraba de gritar y se palpitaba en el ambiente una hazaña. Comenzó el segundo tiempo y como una flecha el porteño Martinuccio se metió en el área, tiró una pared con Olivera y la clavó en el ángulo. 1 a 1, pelota al medio y los 3500 ya parecían 100.000. A los pocos minutos centro de Aguiar, Olivera se suspende en el aire y la locura total. PEÑAROL lo daba vuelta, frente al Campeón de Amércia y en Brasil. Solo vos podías hacerlo una vez más, solo el Campeón del Siglo y su Gente podían ganar ese partido…

 

Ya en cuartos de final se venía la copetuda Universidad Católica que tocaba y jugaba muy bien. Como era de suponer los favoritos eran ellos pero otra vez el aliento de 60.000 almas con el esfuerzo de los jugadores y técnicos pudieron más. Ese estadio explotó y se llenó de nuevo. El partido arrancó durísimo y en el primer tiempo la pasamos mal. Después de un pelotazo largo Urreta la controló, parecía que había peligro pero rápidamente llegaron dos o tres defensores chilenos, de todas formas sacó el centro que no parecía llevar peligro pero se molestaron entre ellos y allí estaba el gran Olivera para mandarla a guardar. Cuando parecía que nos ibamos a Chile con un ajustado 1 a 0 llegaría otro milagro, otro pelotazo largo y cuando muchos no la hubieran corrido Martinuccio con el peso de esa camiseta fue, el golero se equivocó y PEÑAROL ganó 2 a 0.

Muchos dijeron que ganamos sin merecerlo, que los chilenos habían sido más que nosotros y si bien los goles vinieron por errores de ellos acá les dejamos las estadísticas oficiales de la Conmebol de ese partido donde demuestra que si bien los chilenos tuvieron más la pelota, PEÑAROL tuvo varias situaciones más de gol que su rival. http://df1.conmebol.com/gamecast/canchita.php?torneo=libertadores&idFicha=102825

 

Para mi la revancha en Chile fue uno de los mejores partidos de PEÑAROL en esta Copa. En el primer tiempo tuvimos unas 7 u 8 situaciones claras de gol, aunque a diferencia de otros partidos fallamos en la definición y casi lo pagamos caro. La Católica sin merecerlo se puso 2 a 0 y en el momento donde se venían con todo y donde parecía que lo máximo que PEÑAROL podía pretender era los penales, si, en el peor y más duro momento apareció de nuevo en Chile el PEÑAROL de los milagros. Esa tierra que fue testigo de las mayores hazañas del club una vez más veía como el Campeón del Siglo cuando parecía caído se ponía nuevamente de pie y le demostraba al mundo que estaba más vivo que nunca.

 

Después de 24 años PEÑAROL volvió a una Semifinal, el rival es el poderoso Velez, para los de Fox Sports el Barcelona sudamericano, el gran favorito para ganar esta Copa y el que con meritos propios sacó esa chapa ya que en el camino dejó a dos grandes rivales como Liga y Libertad goleándolos y destrozándolos a los dos pero el primer tiempo lo ganó el Campeón del Siglo por 1 a 0, con lo justo, sin sobrarle nada pero dejando la vida en cada pelota.

 

El club volvía a una semifinal y la Hinchada Más Grande Del Mundo no podía quedarse atrás, así que además de ser el que más vende en toda América y después de desplegar la Bandera Más Grande Del Mundo algo había que hacer, pero no era fácil, que más se podía inventar si ya lo habíamos inventando todo? Había solo una cosa que nos quedaba en el tintero y fuimos por eso. Desde el Jueves pasado los hinchas carboneros podemos decir con orgullo que también tenemos EL MEJOR RECIBIMIENTO DE LA HISTORIA. Así lo relató El Observador, en una nota realmente emocionantehttp://www.elobservador.com.uy/noticia/202457/con-tribuna-de-campeon/

 

Había que ir a Buenos Aires donde Velez destrozaba a sus rivales, le metió 3 a la poderosa Liga de Quito y 3 al muy buen equipo paraguayo, el Libertad de Gregorio. Al igual que en el estadio los argentinos pensaron que sería un trámite para Velez y que pasaría por arriba al Campeón del Siglo. Obviamente no fue así, ni bien comenzó el partido Martinuccio lo tuvo pero el golero tapó de forma excelente el primero. PEÑAROL siguió controlando el partido y sin tener mucho la pelota era el que creaba más peligro. Finalmente llegó el primero, Martinuccio mete una excelente diagonal y deja solo a Mier que con solo 20 años definió como uno de 30. El Campeón del Siglo ganaba y era justo. Velez se vino arriba y sobre el final del partido empató. El segundo tiempo iba a ser difícil, ellos jugaron muy bien, tocaron, desbordaron, intentaron por todos lados pero la defensa estaba muy segura. De contra PEÑAROL estaba para liquidarlo pero como contra la Católica volvió a fallar y tuvimos que sufrir. El tanque Silva puso el 2 a 1 para los porteños y después de una gran pisada de Martinez, Guillermo comete penal. El gol de ellos los ponía en la final, sin dudas el momento más tenso de la Copa, el tanque Silva frente a la pelota, frente a Sosa y frente a miles de carboneros tuvo que patear. Entre todos le pegamos una patadita al Tanque, este se cayó y tiró el penal por arriba. Faltaban varios minutos pero creo que todos por dentro sabíamos que ese partido no lo perdíamos. PEÑAROL después de casi dos décadas y media volvía a una final de Copa Libertadores!

 

Como sino fuera poco una semana hubo que esperar dos, los nervios no nos dejaban dormir, solo pensábamos en la FINAL de la LIBERTADORES y aunque los días se hicieron eternos el momento llegó. Ese 15 de Junio fue diferente, desde que nos levantamos Montevideo estaba vestida de Amarillo y Negro (más que de costumbre). Horas antes del partido el Estadio Centenario lucía repleto, nunca ví tanta gente, no entraba ni una alfiler más, el marco era imponente, las tribunas colmadas, las escaleras repletas, el estadio tenía más de 80 mil globos y minutos antes de que PEÑAROL saliera a la cancha el estadio explotó, una vez más nos superamos a nosotros mismos, el recibimiento contra Velez quedó chico y fue tremendo, difícil y casi imposible de expresar con palabras, había que vivirlo, había que estar ahí para realmente comprender lo que fue eso.

El partido fue durísimo, el Santos estudió muy bien a PEÑAROL y si bien tuvimos nuestras chances ellos también las tuvieron y el 0 a 0 fue justo.

Todo se definía en San Pablo, lejos de casa, lejos del calor de la HINCHADA MAS GRANDE DEL MUNDO pero algunos pocos, menos de 3000 pudieron estar ahí con esos guerreros. Perdímos bien, ellos jugaron mejor y si bien el objetivo no se cumplió y no pudimos quedarnos con la SEXTA Copa se dejó la vida en cada pelota. Mucho se habla y se comenta de que los uruguayos jugamos demasiado fuerte, pero es siempre a nosotros que nos lastiman los jugadores. Mucho hablaron de Neymar y de que le iban a pegar, pero fue Neymar el que lesionó a Alejandro con una plancha descalificadora que era para roja directa y como si fuera poco también metió otra plancha a la altura de la cabeza pero el juez no la quiso ver. No es mi intención “llorar” ni mucho menos pero después el mismo Neymar fue quien abrió el partido y puso el 1 a 0. El segundo gol del Santos fue un hermoso gol y Sosa no tuvo nada que hacer. Parecía todo liquidado, el Santos se floreaba pero PEÑAROL con mucho amor propio y coraje descontó y la luchó el último minuto como león que es.

No se dió, no alcanzó, PEÑAROL no jugó bien pero dejó el corazón y cayó como caen los campeones, de pie y dando dura batalla hasta el final.

Si la Copa fuera por ganas o por gente hubiéramos ganado la SEXTA desde el primer partido, lamentablemente no es así y nos tenemos que “conformar” con el segundo puesto en el Continente. Ahora hay que seguir adelante, esto es una demostración de que se puede, de que con humildad, con sacrificio, jugando bien, pero sobre todo poniendo el corazón en cada pelota se puede dar dura pelea y jugarle de igual a igual a los mejores clubes de América.

Gracias, eternamente gracias a los jugadores y técnicos por dejar el alma y el corazón, gracias HINCHADA por haberle demostrado al MUNDO lo que somos. TODOS JUNTOS logramos vender más entradas de local y de visitante en América, TODOS JUNTOS hicimos la BANDERA MAS GRANDE DEL MUNDO, TODOS JUNTOS hicimos los MEJORES DOS RECIBIMIENTOS DE LA HISTORIA, en la cancha volvimos a ganar en Brasil, volvimos a jugar una semifinal y volvimos a jugar una final. Mientras otros lo ven por TV nosotros ya vimos a nuestro club ganar un quinquenio, ser el mejor del siglo y jugar una final de la Libertadores. No le demos corte a la minoría y que esta derrota nos haga más fuertes.

En esta Copa nos volvimos a emocionar, nos volvimos a ilusionar, volvimos a ganarle a los más poderosos, volvieron los milagros, volvió el viejo PEÑAROL y está más vivo que nunca. A seguir luchando y peleando por lo que queremos, que esto sirva de experiencia y que pronto el Campeón del Siglo, el más Popular de América y el más Grande por robo del Uruguay obtenga su SEXTA Libertadores. Como antes, como ahora y como siempre: PEÑAROL marca el rumbo, los otros tratan de imitarlo…

 

http://www.manyacapo.com/sitio/inicio/mas-noticias/1641-copa-libertadores-de-america-2011.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s