Inicio

Deja un comentario

FÚTBOL URUGUAYO

¿Juan Manuel Olivera y “Guille” Rodríguez citados a la selección?

Son dos de las variantes que podría buscar la celeste en función de los resultados. Podrían ser citados en el amistoso ante Polonia en noviembre

Juan Manuel Olivera de Peñarol y Guillermo Rodríguez del Torino de Italia son los jugadores que la selección viene siguiendo de cerca para una eventual citación en el amistoso con Polonia que se jugará en noviembre por fecha FIFA.

Así lo informa hoy el diario La República. Las buenas actuaciones de ambos jugadores y los actuales problemas del combinando celeste en defensa y ataque, habría determinado que ambos deportistas hayan llamado la atención del equipo del DT Oscar Tabárez.

Olivera y Rodríguez formaron parte del plantel aurinegro que llegó a la final de la Copa Libertadores y perdió ante el Santos de Neymar Jr.

Hasta ahora, Tabárez ha sido remiso a la hora de citar jugadores del medio local, esgrimiendo que una cosa son las exigencias de la alta competencia y otra el campeonato uruguayo.

La única excepción fue, en su momento, Egidio Arévalo Ríos, quien llegó a la selección luego de sus muy buenas actuaciones en Peñarol. Posteriormente se fue al exterior, primero a México y actualmente al fútbol italiano de serie A.

Rodríguez tuvo un pasaje por el Cessena tras participar de la gesta aurinegra de la Copa Libertadores 2011, mientras que Olivera tuvo un pasaje por el Al Wasl de Arabia bajo las órdenes de Diego Maradona. No obstante, también había tenido un pasaje exitoso en la Universidad de Chile.

http://www.subrayado.com.uy/Site/noticia/17776/juan-manuel-olivera-y-guille-rodriguez-citados-a-la-seleccion

Uruguay… En caída libre

1 comentario

En caída libre, sin paracaídas, pero con suerte

SIMPLE Y SENCILLO …..JM19……..CODIGO GOL………TABAREZ ES URUGUAYO

Deportes | 17 Oct

Dicen que siempre se puede estar peor. Y es cierto. Pero ayer Uruguay tuvo suerte. ¿Suerte una goleada en contra por 4 a 1? Sí: suerte.
A ver: haciendo un balance, los últimos cuatro partidos de Uruguay en las eliminatorias han sido para el olvido.
Primero Colombia lo cacheteó en Barranquilla y le ganó 4 a 0. Los celestes podían reponerse en casa ante Ecuador, pero apenas pudieron empatar 1 a 1. Unas semanas más tarde, todavía dolorido, el equipo de Oscar Tabárez aspiraba a afrontar con hidalguía una difícil doble fecha. Pero la comenzó mal, con una goleada en contra frente a Argentina, por 3 a 0. Y ayer era tiempo de intentar recuperar algo del terreno perdido ante Bolivia, que terminó aprovechando para noquear por 4 a 1 a los celestes.
Sí señor: un punto en cuatro partidos, 12 goles recibidos y tan solo dos anotados. Para sufrir.
Por eso Uruguay, dentro de este panorama oscuro, debe levantar los brazos al cielo agradeciendo el haber descendido apenas un lugar en la tabla de posiciones (del cuarto al quinto) porque, por suerte, todos jugaron para este equipo que es una sombra de lo que supo ser apenas hace un año.
Es decir que, más allá de todo, Uruguay sigue pensando en la clasificación al Mundial 2014. Y está a tiro. Complicado, pero a tiro.
Eso sí, hoy se parece más a una versión colectiva de la locura de Felix Baumgartner, ese loco lindo que se tiró al vacío desde 39.000 metros de altura. Pero habrá que ver si, al igual que el austríaco, este Uruguay logra abrir el paracaídas a tiempo.
Ahora, por lo pronto, va en esa caída libre vertiginosa; y no parece reaccionar. Está bien que La Paz no es el lugar ideal como para hacerlo, y puede decirse que una derrota, sobre todo para lo que siempre le ha costado a Uruguay jugar en el techo del mundo, era el resultado esperado. Pero Bolivia se pasó de la raya. Y lo hizo luciendo un equipo livianito, que pudo aprovechar esos casi 37.000 metros sobre el nivel del mar que tuvo como aliado. Es más, los locales casi no dieron lugar a reacción. Pegaron rápido con un cabezazo de Saucedo, solo en el segundo palo, mientras Arévalo Ríos veía cómo le había ganado la espalda. Y de tiro libre sellaron el segundo, mientras Uruguay no tenía más respuesta que las manos de Muslera y alguna corrida de Rodríguez por la izquierda, sin encontrar demasiada compañía.
Era demasiado castigo recibido en tan poco tiempo. Por eso Tabárez se jugó a los cambios rápidamente, para intentarle cambiarle la cara a un equipo que no encontraba el rumbo: sacó a Maxi Pereira y metió a Cavani, y Lodeiro entró por Gargano.
El sanducero colaboró en la marca e intentó soltarse, siendo el que mejor destino le dio al balón, y el que apostó al remate de media distancia, un recurso fundamental en la altura. Y Cavani se fue arriba, como soñando con cambiar la historia.
Pero rápidamente en el complemento llegó el tercero. Y también el cuarto, para sellar la historia. Porque si bien Uruguay pareció reaccionar y generó varias jugadas de gol, las despedició todas. Salvo un tiro libre de Suárez, que se desvió en la barrera y significó el descuento, mientras cada contragolpe local parecía letal, ante un equipo partido, jugado al todo o nada. Y fue nada.
La derrota, histórica por el resultado, no fue sorpresiva más allá del deseo del hincha. Porque este Uruguay ya no sorprende, no rinde, no marca igual y ya no explota de la misma manera cuando tiene la pelota.
Esta versión celeste no tiene individualidades que permitan soñar. Porque el nivel actual de los abanderados no es el de siempre. No es el momento de muchos.
Atrás no se brinda seguridad, en el medio cuesta una enormidad robar el balón pero sobre todo jugarlo con buen destino; y en ofensiva no se encuentra el rumbo, con un Forlán desconocido y un Suárez confundido.
Ayer, para colmo, la altura acrecentó esa falta de criterio para mover la pelota. Se hizo más notorio. Y si bien jugando mal hasta pudo crear problemas a un equipo que no es nada de otro mundo, Uruguay se fue desgastando.
Erró el procedimiento, como desconociendo que para hacerle frente a la altura tiene que correr la pelota y no el jugador, y que el balón es más rápido por esas cosas de la física, imposibles de cambiar.
Ayer Uruguay se tiró desde casi 3.700 metros, y va en caída libre. Está complicado, pero todavía tiene tiempo para abrir el paracaídas. Y ahí está la cuestión: ¿lo encontrará? STB

http://www.eltelegrafo.com/index.php?id=66302&seccion=deportes&fechaedicion=2012-10-17

SALIO EL LIBRO DE MARACANA 1950

Deja un comentario

Introducción

En la foto del encabezado de la página, observamos la alineación del equipo uruguayo que jugó la final contra Brasil, el 16 de julio de 1950. Parados vemos a Obdulio Varela, Juan López (Técnico), Eusebio Tejera, Romeo Vázquez (Prep. Físico), Carlos Abate (Kinesiólogo), Schubert Gambetta, Matías González, Roque Máspoli, Victor Rodríguez Andrade y Juan Kirschberg (Kinesiólogo). Agachados: Edgardo Ghiggia, Julio Pérez, Omar Míguez, Juan Alberto Schiaffino, Ruben Morán y Matucho Fígoli (Equipier). (Click en la foto para agrandar).

A medida que pasa el tiempo, la gran aventura futbolística de Maracaná en 1950, nos sigue deslumbrando cada vez más. No solo a los uruguayos, sino también a los conocedores del fútbol en todo el mundo.

El fútbol es la actividad que más nos identifica como país. Si en cualquier lugar se nombra a Uruguay, nos hablan del asombro de Maracaná y de los cuatro Campeonatos Mundiales, y de cómo tenemos tantos jugadores y títulos siendo tan pequeños.

La expresión “El Maracanazo” se usa ya en muchos países como sinónimo de una hazaña insospechada, casi un imposible.

Pero ya en 1924 también el fútbol dió una sorpresa para el mundo: aquellos jugadores que humildemente fueron a Europa a aprender, ¡resultaron ser los maestros! ¡Y en 26 años logramos cuatro Mundiales, y además en forma consecutiva!

Y nosotros mismos nos identificamos con el fútbol, es nuestro principal entretenimiento, es una vocación, un ritual, una felicidad que surge ya con la visión de la cancha, de la pelota. Es así que el regalo a los niños cuando cumplen 2 años, es una pelota. Y eso es lo que quiere el niño, es él quien pide ese regalo.

Pero esto tiene una historia que aparentemente comenzaría, cuando Uruguay gana el Título Mundial en los Juegos Olímpicos de 1924, 1928, y Mundial de 1930. Sin embargo esa historia se remonta a 1912, cuando la belleza del fútbol y la efectividad de nuestros jugadores, inspira a José María Delgado el augurio de grandes triunfos para el fútbol uruguayo a nivel internacional. La historia completa se expone en nuestro libro “En la Cumbre de las Hazañas”.

También las dificultades que se tuvieron que sortear en 1950 hizo aún mayor la gloria de Maracaná. Se salía de una huelga de jugadores, no había técnico 15 días antes del viaje a Brasil, y algunos de los mejores jugadores estaban curando sus lesiones por su propia cuenta. Tal el caso de Gambetta, que estuvo muchos días viviendo solitariamente en la Isla de Flores para curarse una lesión del tobillo mojándolo con agua de mar y secándolo al sol alternativamente, porque él sabía que tenía que estar presente en Maracaná.

En casi todas estas instancias, quien ayudó a superar los obstáculos fue fundamentalmente nuestro gran capitán Obdulio Jacinto Varela. La prensa brasileña decía que Obdulio tenía un corazón de gigante, porque contagiaba los deseos de vencer como fuera, a sus jugadores. Y tenían razón.

Tapas y Solapas

(haga click en la imagen para agrandarla)

(haga click en la imagen para agrandarla)

HACE Pocos Días HEMOS presentado ONU Libro Muy completo del Campeonato Mundial about de Fútbol de 1950. Seria Importante Que el buscador google Tomara referencias y colocara el Nombre del Libro, si Fuera Posible, en Su Primera Plana. Por ESA Razón, y PORQUE ADEMAS entiendo Que Florerias resultarles Interesante El Motivo of this nueva y breve page web, es Que les Estoy solicitando una MUCHOS de mis Contactos lo Siguiente:

Entren en la pagina www.maracana1950.com.uy

Lo Importante es Entrar en la pagina pára que aumente el numero de visitas Que Toma el buscador google. Disculpen la molestia y quedo Muy Agradecido.

Saludos cordiales

Lic. Eduardo Picerno

Presentación realizada el 2 de agosto en Museo del Fútbol (fragmento)
http://www.maracana1950.com.uy/content/presentacion.html

 

El triunfo de un gladiador carbonero

Deja un comentario

SELECCIÓN OLÍMPICA
CUANTOS “ME GUSTA ” POR ESTE LEÓN OLIMPICO!
“EL CACHA” AREVALÓ RIOS!

Arévalo Ríos la peleó desde abajo y ahora disfruta en el pedestal de los elegidos

+ Luis Inzaurralde
  • ©

    Egidio Arévalo Ríos

A los 30 años mira la vida desde un lugar muy diferente, ya no solo porque el recorrido en el fútbol lo marcó –por las experiencias positivas y negativas que vivió–, sino porque lo ubicó en un pedestal que la historia reserva para unos pocos elegidos.

Antes del Mundial de Sudáfrica, el recorrido de Egidio Arévalo Ríos por el fútbol tuvo altas y bajas; desde entonces, solo le sorprende con buenas noticias todos los días. “La peleé desde abajo, pasé muchos momentos muy bravos”, le dice al El Observador mientras se encoge de hombros.

Oriundo del barrio Bella Vista de Paysandú, empezó a jugar en su tierra natal a los 8 años. “Metí siempre como ahora y lo que me faltaba de estatura lo resolvía dejando todo en la cancha”, confiesa el volante.

A los 16 años, cuando jugaba en la reserva de Paysandú Bella Vista, lo llamaron para integrar el plantel principal y ahí empezó a cambiar lentamente su rumbo. A los 19, y por sugerencia de Ángel “Bebe” Castelnoble, bajó a la capital para jugar en Bella Vista, que dirigía Manuel Keosseian.

“El cambio fue enorme, aunque ya había estado entrenando en Montevideo en las selecciones juveniles con Púa. Después me acostumbré”, explica el futbolista que, como tantos, en algún momento de su sacrificada carrera pensó largar todo para dedicarse a otra cosa.

“No hubo nada fácil. En un momento, como no cobrábamos en Paysandú Bella Vista casi dejo todo para trabajar con mi padre, que se dedicaba a la albañilería. Incluso después seguí jugando y trabajando, porque el fútbol te daba tiempo para eso. En ese momento estaba Carlos Manta como técnico y Edgardo Arias como asistente: me hablaron para que volviera y me convencieron”, agregó. Por ese entonces transcurría el año 1999. “Seguir en el fútbol fue la mejor decisión que tomé”, subraya.

“Miro para atrás y empiezo a recordar que, más allá de ese período en el que quise largar todo por temas económicos, estaba motivado, quería pegar el salto a la capital y pensar en algo más arriba si podía, pero nunca me imaginé que podía ser tanto. Ahora estoy disfrutando, aunque llevó tiempo pero fue muy bueno”, precisó.

Pasaje por Peñarol
Su pasaje por Peñarol lo marcó. Primero porque estuvo a prueba cuando tenía 14 años, pero Paysandú Bella Vista pidió un dinero que los aurinegros no estaban dispuestos a pagar y, segundo, porque las vueltas de la vida le ofrecieron una revancha y en su primer clásico anotó dos goles, ganó Peñarol y cortó una racha de 10 partidos sin ganar. Luego, en 2010, volvió a los aurinegros y fue campeón del Uruguayo, en aquel semestre que lo catapultó a todo lo que vivió en los últimos dos años.

Cacha, como se apoda, se cuestiona la decisión que tomó en 2007 de priorizar un pase al exterior a la selección. Por esa razón, cuando durante la preparación del equipo olímpica en Montevideo le ofrecieron un buen contrato en Palermo de Italia y le pedían que viajara a firmar, se plantó y dijo que hasta después de los Juegos Olímpicos no iba. Finalmente los dirigentes del club italiano decidieron viajar a Manchester para firmar y sacarse la foto el lunes pasado.

“Del tema hablé con Tabárez y en su momento le dije que le erré, pero que me sirvió para aprender”, manifestó.

Su experiencia con los representantes no fue la mejor; por esa razón, desde su salida de Botafogo en 2011, se maneja solo. Él mismo arregló su vinculación con Monterrey (México) y ahora con Palermo, dijo a El Observador.

“Como en 2010 estaba parado en México, porque no jugaba, mi representante me quiso llevar a un equipo de Tucumán y le dije que no. Enseguida me llamó Peñarol y surgió aquello que fue fantástico, el título con Peñarol en seis meses memorables porque veníamos 10 puntos atrás en la tabla. Eso me abrió las puertas para pelear un lugar en el Mundial y se me dio mucho más de lo que esperaba, porque nunca soñé que iba a jugar los siete partidos y que íbamos a terminar cuartos”.

Para Arévalo Ríos la clave de su éxito es la base física. “Si estás bien en ese aspecto, vas a rendir”.

Ambicioso, luchador, confesó sus objetivos: “Siempre quiero ir por más. No me conformé con el Mundial, ni la Copa América, ahora vamos a dejar bien parado a Uruguay en los Juegos y lo importante es ganar la medalla de oro”.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/228914/el-triunfo-de-un-gladiador/

FINAL: Uruguay le acaba ganar a Emiratos Árabes (1-2) en los Juegos Olímpicos

GRANDE GASTON!

COMPARTAN LA IMAGEN Y HAGANLEN SABER AL URUGUAY QUE SIEMPRE PASA LO MISMO VAMOS PEÑAROL

El “Cacha” lleva la bandera en la mitad de la cancha

Deja un comentario

“Tengo que hablar para que no se descontrolen”, dice Egidio

MANCHESTER | EDWARD PIÑÓN

El maestro pide control y buen trato de pelota. El profesor Herrera también lo reclama, ese parece ser el sello de esta selección olímpica que se apronta para su debut. Un debut que tendrá como uno de los puntos de referencia a Egidio Arévalo Ríos, el volante central que llegó ganándose su lugar en base a entrega, sacrificio y buen fútbol.

Egidio reconoce lo que se pide. “Sí, sin duda. Es muy importante que manejemos bien la pelota, hay que tratar de estar bien parados y no desordenarnos nunca, que es lo principal”, admite en el mano a mano con Ovación.

Y sabe, además, que el orden del equipo en la cancha parte desde su voz de mando. “Sí, es cierto. Tengo que hablar en la mitad de la cancha, tratar de tenerlos cerca a los muchachos y que no se descontrolen y se vayan todos para arriba porque nos puede jugar una mala pasada”, dice con su habitual serenidad.

Egidio sabe que este arranque de Uruguay en los Juegos les permitirá jugar y conocer muchos estadios de enorme significado. “Eso hay que valorarlo. Es algo importante seguir jugando en estadios que tienen su fama, que son míticos, aumenta el historial de cada uno y esperemos que, además de conocerlos, podamos disfrutarlos ganando”.

El volante admite que esta selección olímpica ha ido de menos a más. Y espera llegar de la mejor manera al debut. “Se ha mejorado bastante. De los primeros partidos internacionales a este momento actual hay un cambio, hemos corregido y vamos por buen camino. Además, todos somos conscientes que acá el margen de error es muy chico, por lo que será clave la concentración”, agrega.

Los medios internacional miran a Uruguay como favorito ya que tiene en su equipo a Luis Suárez y Edinson Cavani, goleadores en Europa. Egidio tiene otra visión, claro.

“No podemos echarles toda la responsabilidad arriba a ellos dos. Todos sabemos que si andan bien, de mitad de cancha hacia arriba, estamos bárbaro, pero por más que rindan a destaque si los de atrás la macaneamos ellos no podrán hacer el trabajo por nosotros. El equipo funciona en base al destaque de todos y hay que tratar de armar el juego y dársela bien, por ejemplo. Nosotros nunca nos sentimos favoritos, vamos siempre partido a partido”, admite.

Y en ese sentido, no arriesga nada el volante celeste.

“No podemos adelantar nada, primero tenemos que asegurar el primer partido. Hay que ganar, pese a que el debut siempre es complicado, y después ver qué pasa”.

Arévalo Ríos no tiene dudas respecto a la respuesta que habrá en el campo de juego. Y así lo dice: “¿El mensaje para la gente? Que este grupo va a jugar igual que el de la mayor. Va a dejar todo dentro de la cancha, se va a entregar por completo y vamos a hacer las cosas bien para dejar, como tiene que ser, al país bien en alto”, asegura.

Ahí está. Como siempre, sumando, uniendo, apostando al grupo. Egidio Arévalo Ríos, el “Cacha”, ese que juegue donde juegue deja la camiseta empapada.

Mensaje. “Este grupo va a jugar igual que el de la mayor”.

Egidio ya firmó con el Palermo

Finalmente se dio lo que todos esperaban, que Egidio Arévalo Ríos sellara su incorporación con el Palermo de Italia.

Ayer, después del entrenamiento matutino que llevó a cabo el plantel olímpico, el volante de la selección firmó su contrato con el club italiano.

Pero no fue fácil, claro. La enorme rigurosidad en los controles que existe en el Worsely Park donde se hospeda la selección de Uruguay, Egidio tuvo que pedir autorización para que habilitaran el ingreso del directivo del Palermo.

Arévalo Ríos dialogó con el gerente deportivo de la AUF, Eduardo Belza, y junto a él, se dirigieron a hablar con los encargados de la seguridad para que permitiesen el ingreso del emisario italiano que había llegado a Manchester en su coche particular.

Después de las gestiones del caso, Egidio finalmente pudo mantener contacto con el directivo del club y así estampar su firma en el contrato que lo unirá por tres temporadas con el equipo donde también militan Abel Hernández y el “Vasquito” Matías Aguirregaray.

Ovación

http://www.ovaciondigital.com.uy/120724/jjoo-653574/juegosolimpicos/el-cacha-lleva-la-bandera-en-la-mitad-de-la-cancha/

Ghiggia fue dado de alta

Deja un comentario

El autor del gol más importante en la historia de los mundiales y héroe del Maracanazo, recibió el alta médica tras el grave accidente automovilístico que sufrió hace un mes en Las Piedras

Ghiggia fue dado de alta y dijo que lo que vivió fue “Más difícil que el gol de Maracaná”
– 17.07.2012
  • © ARCHIVO EL OBSERVADOR

 El exfutbolista uruguayo, Alcides Edgardo Ghiggia, de 85 años y autor del gol con el que Uruguay ganó la Copa del Mundo de 1950 en el partido conocido como el Maracanazo, recibió el alta médica tras el grave accidente de automóvil que sufrió hace un mes.
Sin embargo, el considerado uno de los mayores ídolos deportivos del país, permanecerá unos días mas internado en el sanatorio Médica Uruguaya, recibiendo fisioterapia mientras se acondiciona su casa para continuar con la recuperación, informó su esposa Beatriz Masui.Los médicos que lo atienden recomendaron a Ghiggia dos meses de reposo en su hogar, ubicado en la ciudad de Las Piedras, departamento de Canelones.

Ghiggia sufrió varias fracturas en el brazo izquierdo, pie derecho y cadera además de un fuerte golpe en la cabeza.

La fractura de la cadera es la que más preocupa a los médicos que esperan que se reduzca sin necesidad de intervención quirúrgica.

El pasado 13 de junio el exfutbolista colisionó con su automóvil contra la parte trasera de un camión que cruzó una ruta nacional sin respetar un cartel de pare en las proximidades de la casa.

El autor del gol que contra todo pronóstico le dio la victoria por 2-1 a Uruguay sobre Brasil en la final de la Copa del Mundo de 1950 sufrió varias lesiones que pusieron su vida el peligro.

El conductor del camión fue procesado con prisión acusado de “lesiones graves”.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/228310/ghiggia-fue-dado-de-alta/

A 62 años de Maracaná

Deja un comentario

62 AÑOS DEL MARACANAZO

Un día como hoy pero del año 1950 Uruguay se consagraba campeón del Mundo ante Brasil en el Maracaná. Con goles de Juan Alberto Schiaffi…
Uruguay compartió la foto de Ovación digital.

Un 16 de julio de 1950, Uruguay venció a Brasil por 2 a 1 y se consagró campeón del mundo. Los goles del equipo celeste fueron convertidos por Juan Alberto Schiaffino y Alcides Ghiggia.

Older Entries