Inicio

Alcides Ghiggia en Paysandu engalanó la inauguración del museo del futbol

La gloria carbonera Alcides Ghiggia en Paysandu

La muestra itinerante del Museo del Fútbol fue inaugurada en la víspera con una presencia de lujo, la de Alcides Ghiggia, una leyenda viviente del fútbol uruguayo, que se presentó ante una nutrida concurrencia en Casa de la Cultura, donde la exhibición de preciados objetos que recogen parte de la rica historia del fútbol nacional se extenderá hasta el lunes.
En la mañana, con la presencia del intendente Bertil Bentos y el presidente de CAFO y director del Museo del Fútbol, Mario Romano, la muestra que incluye además parte de la historia del balompié local reflejada en trofeos y cuadros, fue abierta oficialmente, y recorrida por numeroso público a lo largo de la jornada. La historia de la camiseta celeste reflejada en las blusas lucidas a lo largo de la historia; el Pabellón Nacional que lució la delegación olímpica de 1924; la camiseta que lució Pedro Cea en los Juegos Olímpicos de 1928; los zapatos con los que jugó Santos Iriarte el Mundial de 1930; los zapatos y canilleras utilizados por Obdulio Varela en el Mundial de 1950, entre otros, forman parte de una muestra pequeña pero excepcional, que tiene un tinte de la historia centenaria del balompié local. Ya en la tarde, y ante numeroso público, fue tiempo de la presentación de Alcides Ghiggia, el autor del segundo gol del choque final del Mundial de 1950, ante Brasil, que Uruguay ganara por 2 a 1 para festejar no solo el título sino para escribir la hazaña más gloriosa del deporte mundial. “Es una alegría enorme recibir este reconocimiento. En todo el Interior me hacen homenajes, me reciben bien, en forma diferente a la gente de Montevideo. Hace 19 años que vivo en Las Piedras, y me encuentro con gente de mi edad que me vio jugar y que se quiere sacar fotos, o que quiere que sus hijos o sus nietos se saquen fotos. Y ese recuerdo permanente es el que me hace seguir hacia adelante en la vida”, dijo emocionado el ex delantero.
“En Montevideo no te hacen ningún homenaje. Y me siento orgulloso cuando voy al Interior”, agregó. En medio de su alocución, un sanducero entregó al director del museo un valioso aporte en medio de aplausos. Mario Romano, en tanto, hizo saber la responsabilidad que significa estar al frente del Museo del Fútbol, que tiene como objetivo no solo atesorar y preservar, sino sobre todo difundir. “Para tener un museo hay que tener historia”, dijo. Y aseguró que la idea es “transformar al Museo del Fútbol en el museo del fútbol uruguayo y no del fútbol de Montevideo, sabedores de que tenemos una deuda con el fútbol del Interior”.
Luego fue tiempo de disfrutar de una serie de películas relacionadas a la historia del fútbol uruguayo, para que sobre el final Ghiggia, el ídolo máximo del fútbol uruguayo, recibiera el cariño de la gente y respondiera con una sonrisa, posara para las fotos y firmara autógrafos por doquier.

http://www.eltelegrafo.com/index.php?seccion=deportes&fechaedicion=2011-09-17&bi=1

Alcides Ghiggia

“La política se quiere meter en el deporte”

 

Hace 61 años que no tiene una vida normal. Pero intenta llevarla de la mejor manera. Por eso decidió mudarse a Las Piedras, alejado del ruido de Montevideo. Hoy describe su vida diaria como la de cualquier mortal, aunque sea una leyenda viviente. Reza que se levanta a las 7.30, desayuna, camina, y pasa el resto de la mañana en el negocio de su esposa, para retornar a su casa a la hora del almuerzo.
La siesta obligada de un par de horas se corta para volver a acompañar a su esposa, y luego es tiempo de pasar algunas horas “con los muchachos”, en el supermercado de un amigo, para luego volver a casa, cenar y mirar televisión en la cama.
Ese es el trajín diario que tiene Alcides Ghiggia hoy, a sus 84 años. Es el día a día del héroe del Maracanazo, del autor del gol más importante de los Mundiales de fútbol. Del hombre que inscribió su nombre en la inmortal historia de las hazaña más importante del fútbol. Del deporte universal. “Siempre que vengo al Interior me reciben bien, mucho mejor que en Montevideo, porque estamos un poco olvidados. Por eso, cuando me invitan para al Interior, siempre estoy decidido a venir”, dijo Ghiggia en contacto con la prensa durante su visita a Paysandú para inaugurar la muestra itinerante del Museo del Fútbol, que puede apreciarse hasta mañana en Casa de la Cultura.
A esta altura parece hasta una falta de respeto preguntarle a esta gloria algo de aquel Mundial que permanecerá indeleble por los siglos de los siglos en la memoria de los uruguayos. Por eso, en ese breve contacto con los periodistas, la charla transcurrió por otro camino.
Uno de los primeros pasos recorridos fue sobre el fútbol actual, y Ghiggia dejó en claro que no le seduce. “No me gusta”, dijo categóricamente. “No me gusta como se juega. Es un poco aburrido. El fútbol es como un arte, y si tu equipo juega bien, la gente va a verlo. Si se juega mal, la gente no va. Se ha rescatado un poco con la selección. La gente tenía ganas de festejar algo, porque en el ’70 salimos cuartos y no pasó nada. Esperemos que siga en ese camino. Creo que en (el Mundial) de Brasil se puede repetir lo del ’50 y que la gente se quede contenta”, aseguró.
Más allá de que dijo que dentro de su análisis “se puede incluir todo”, es decir el fútbol local y la selección”, aseguró que “el fútbol ha cambiado y hoy es un negocio”.
“Hoy se piensa en el dinero más que en jugar al fútbol. En la época en la que yo jugaba no se pensaba en el dinero, sino que se jugaba porque a uno le gustaba. Hoy es un negocio, con muchos intereses de por medio. Hay jugadores que van a Europa, hacen buenos contratos y juegan 5 o 6 años y están parados toda la vida. Eso es algo bueno para el jugador. Antes no teníamos esa posibilidad”, explicó.
Más allá de la realidad actual, Ghiggia no ve con malos ojos el hecho de que se siga pensando en el pasado. “En Europa me dicen cómo es que Uruguay, que es tan chico, tienen tantos títulos, cuando allá hay países poderosos que no tienen nada. Alguien me dijo una vez que nosotros vivíamos de recuerdos, y le dije: ‘por lo menos los tenemos, porque ustedes no tienen ningún recuerdo”.
Durante su visita a la Intendencia, de la que no participó la prensa, Ghiggia se mostró dolido porque se rechazó en Montevideo la propuesta de un diputado para aumentar la pensión que reciben los viejos deportistas destacados. “Y me entero que a (la boxeadora) Chris Namús le dieron 50.000 dólares… ¿Por qué? Por nada. No ha hecho nada, ni quiere ir a pelear a España”, dijo, dolido.
“No es una sorpresa (la negativa) porque estamos acostumbrados a que rechacen cosas que se piden. Para que las acepten hay que ser político y nosotros no hacemos política. Hoy la política se quiere meter en el deporte, y es una equivocación enorme”, dijo el ídolo.

http://www.eltelegrafo.com/index.php?seccion=deportes&fechaedicion=2011-09-18&bi=9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s